Frutos secos y el sistema inmune.

Los frutos secos son conocidos como una gran fuente de vitaminas, proteínas y fibras, pero estos tienen una relación especial con el sistema inmune, ya que, Los frutos secos aportan vitamina E, que es muy importante para el sistema inmune y las defensas. Las almendras ayudan a la producción de glóbulos blancos.

Claro que todo esto debe ser idealmente acompañado con rutinas de ejercicio y mantener una correcta hidratación.

las vitaminas hidrosolubles (vitamina B, ácido fólico, B12 y vitamina C) como las vitaminas liposolubles (A, D y E) desempeñan un papel importante para el sistema inmunitario. Las primeras regulan la respuesta inmunitaria del organismo frente a posibles ataques externos, mientras que las liposolubles, también tienen un papel importante pues ayudan a la correcta diferenciación de tejido epitelial o estimulan la producción de células indispensables para el correcto funcionamiento del sistema inmune (leucocitos, anticuerpos… etc).

En cuanto a los minerales, como el hierro, el cobre, el selenio y el zinc tienen un impacto directo en la proliferación de diferentes tipos de anticuerpos y, conjuntamente con las vitaminas liposolubles e hidrosolubles potencian un adecuado desarrollo y mantenimiento del sistema inmune.

Por ejemplo, a continuación te presentaremos una pequeña lista de los frutos con la mayor tendencia de activar y ayudar al sistema inmune:

  • Castañas de cajú: son ricas en minerales como el zinc y el hierro, los cuales son indispensables para este sistema.
  • Pistachos: estos tienen una alta cantidad de vitamina B6, que puede optimizar la producción de anticuerpos.
  • Pepas de zapallo: muy ricas en vitamina B3, que aumenta la eficacia del sistema inmune.
  • Almendras naturales con piel: una gran fuente de vitamina E, la que incrementa la respuesta inmunológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías